Oxihidrocombustión de biomasa y carbón

La oxihidrocombustión es una tecnología de oxicombustión en fase de investigación, que pretende minorar los impactos energéticos de la producción de oxígeno y de la recirculación de CO2 mediante su reemplazo por vapor de agua.  Este proceso también llamado hidroxicombustión u oxicombustión de tercera generación tiene como ventajas la mayor simplicidad, la disminución de los costes asociados a la recirculación de gases, una reducción del tamaño específico de los reactores y una inhibición de la formación de contaminantes.

La línea de trabajo en desarrollo en el ICB consiste en   la caracterización experimental y numérica de los procesos de oxicombustión de biomasa y carbón y bajo atmósferas con altos contenidos en vapor de agua. El planteamiento va más allá de los estudios ya existentes que analizan el efecto de la recirculación por vía húmeda, con contenidos en vapor de agua limitados. Aquí se proponen estudios experimentales y numéricos con concentraciones de hasta un 80%. Asimismo, se investigará experimentalmente la influencia de la atmósfera O2/H2O/CO2 y del tipo de biomasa y de carbón sobre los procesos de ensuciamiento, corrosión y condensación, que pueden verse afectados por la alta concentración de agua y el contenido en azufre y cloro de los combustibles.